2. Diferencias académicas entre chicos y chicas

 

 

Numerosos datos estadísticos muestran diferencias académicas importantes. Los últimos datos de las pruebas PISA revelan que la brecha entre chicos y chicas está aumentando, es decir, que las diferencias entre ellos y ellas no se acortan con el paso de los años, sino que, por el contrario, aumentan en todas las materias.

Los centros de educación diferenciada están más especializados en atender esas diferencias. En los colegios mixtos es bastante habitual ver que se hacen espontáneamente grupos separados de chicos y de chicas, tanto en el aula como en el patio, en los juegos, etc. Quizá ese fenómeno responde a algo natural, y el hecho de que en la enseñanza diferenciada los chicos y chicas están en aulas distintas apunta hacia esa misma realidad.

Que la educación diferenciada tiene mejores resultados académicos es una realidad reconocida hasta por los mayores detractores de ese modelo. Hay bastantes países que publican resultados de las escuelas y donde hay costumbre de hacer rankings de las que tienen mejores resultados, como Reino Unido, Canadá, Nueva Zelanda, etc. En todos los casos, los resultados de las escuelas single-sex son notoriamente mejores.